La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.

La Vida Secreta de Carlos Castaneda: Antropólogo, Brujo, Espía y Profeta.
PARA MÁS INFORMACIÓN O COMPRAR EL LIBRO, PINCHA ARRIBA EN LA IMAGEN.

.

domingo, 13 de septiembre de 2020

INTRODUCCIÓN A ENCUENTROS CERCANOS DEL TIPO 4. (Parte II) CdC º 6.


Las abducciones, o supuesto secuestro de seres humanos por parte de seres no humanos, es uno de los epígrafes ufológicos más recurrente para el cine, las series de televisión o la literatura de terror. Y ese peso sociológico, bombardeándonos constantemente con imágenes de extraterrestres agresivos, de apariencia humanoide y sofisticada tecnología, ha terminado por implantarse en el inconsciente de lo colectivo.

Es cierto que si hoy le pidiésemos a un niño de corta edad que nos dibujase una nave extraterrestre y un alienígena, muy probablemente plasmaría un platillo volante y un humanoide cabezón. Pero ¿demuestra eso que todas las descripciones realizadas por los testigos son fabulaciones inspiradas por el cine y la cultura?

Para los ufólogos defensores de la Hipótesis PsicoSocial (HPS), no hay misterio alguno en las abducciones. Según ellos en el incipiente cine, series y literatura de ciencia ficción de los años 30, 40 y 50, se encuentras la mayoría de los elementos que décadas más tarde describirían los supuestos secuestrados por extraterrestres. Enigma resuelto.

Sin embargo este razonamiento a mí siempre me ha parecido tan audaz como la afirmación de los conspiranóicos de que el Apolo IX nunca aterrizó en nuestro satélite, porque Julio Verne ya describió esa proeza en su novela “De la Tierra a la Luna” un siglo antes. O la afirmación de que tras la emisión de películas y series de éxito sobre abducciones, aumentan el número de casos reportados.

En cierto. Tanto como tras la emisión de películas y series de éxito sobre periodistas, médicos o policías, aumentan las vocaciones y las matrículas en las respectivas facultades. ¿Y?

Curiosamente la inmensa mayoría de los partidarios de la HPS no han investigado jamás un caso de abducción. Ni siquiera han mirado a los ojos a un abducido cuando relata su supuesta experiencia. Y en mi opinión la encuesta de campo es fundamental para comprender el fenómeno al que nos referimos.

Resulta paradójico, desde el punto de vista de la HPS que hoy, cuando el cine de ciencia ficción y las series televisivas sobre el espacio, y la literatura de ficción alienígena es más prolífica que nunca, los casos de abducción se hayan reducido casi a la nada. Además, es cierto que en la literatura y el cine podemos encontrar muchos elementos descritos por los abducidos a partir de los años sesenta del siglo XX. Pero muchísimo antes de que existiesen el cine, las series o la literatura, esos mismos elementos ya estaban presentes en las tradiciones chamánicas de viaje al mundo de los espíritus, raptos de hadas, duendes o demonios, etc.


Los partidarios de la escuela ufológica más escéptica y racionalista van más allá. Al presuponer dolo en los testimonios de abducción, y de OVNIs en general. Sin embargo mi experiencia, y creo que podré documentarlo con los casos que rescato de mis cuadernos de campo, es que en general los testigos de cualquier experiencia OVNI no ganan nada al compartir sus relatos con los investigadores y divulgadores. Y somos estos quienes, en realidad, obtenemos un beneficio de sus relatos. Siendo –en muchas ocasiones- cómplices en la elaboración de los mismos. Cuando no auténticos creadores…

Crédulos o escépticos; encuestadores, compiladores o analistas; místicos o racionalistas… todos sacan –sacamos- partido de los testigos. Quizás ha llegado el momento de deconstruir y volver a analizar todo lo que nos han contado sobre el fenómeno abducción.

Secuestrados por los OVNIs

En 1992 el Dr. Fernando Jiménez del Oso, que me había pedido personalmente que me ocupase de la investigación de algunos casos de abducción especialmente sorprendentes, me propuso que escribiese un libro con mis conclusiones sobre el fenómeno para la colección Biblioteca Básica de Espacio y Tiempo. Y lo hice. Ese año publiqué mi segundo libro: “Secuestrados por los OVNIs”. Un estudio monográfico sobre un universo de cien casos de supuesta abducción en todo el mundo. El caso Fernando M. fue uno de ellos…

Los aficionados creen que los investigadores y divulgadores de fenómenos anómalos, como las abducciones, simplemente recogen sucesos objetivos para su estudio o publicación. En 1992 yo también lo creía. Pero con el paso de los años me di cuenta de que eso no siempre es así… De hecho casi nunca es así.

Con frecuencia nosotros tenemos un protagonismo en el desarrollo de cada caso, a veces incluso mayor que el del propio testigo. Interactuando, modelando o condicionando el relato inicial hasta fijar esa versión final que después quedará inmortalizada en la bibliografía especializada. Un factor que muy pocas veces hemos tenido en cuenta: el factor investigador.

Hoy pienso que ese factor, descuidado a la hora de valorar el fenómeno OVNI en general y las abducciones en particular, ha resultado determinante para nuestra percepción, valoración y enfoque sobre los testimonios de los abducidos. Y por eso hemos perdido tantos años, encajonando las abducciones en el contexto OVNI, limitados por nuestros propios prejuicios. Los ufólogos hicimos el fenómeno a nuestra imagen y semejanza.


Preguntarse quién está detrás del fenómeno OVNI, o de las abducciones, es una estupidez tan grande como preguntarse quien está detrás de los accidentes de tráfico. Cada caso es único. Y en el conjunto confluyen un sinfín de factores humanos, medioambientales, culturales, físicos, etc.: el estado de los neumáticos, la carretera, la meteorología, el conductor… Con las abducciones, y los OVNIs en general, ocurre lo mismo.

En este cuaderno de campo, por primera vez, además de la crónica de mis investigaciones sobre el terreno de cada caso, me he permitido transcribir algunas de las reflexiones, ideas y conclusiones que me sugirieron dichas investigaciones. Porque cuando eliminamos el ruido -el factor investigador- y cambia el enfoque para abordar el problema, todo comienza a tener sentido…

  

  ¡YA A LA VENTA!

P.V.P para España. Envío certificado,
con gastos de envío incluidos:
21,49 €

Compra segura por PAYPAL:


P.V.P para envíos internacionales. Certificado,
con gastos de envío incluidos: 34,99 €



Si prefieres comprar por medio de transferencia bancaria,
 envía un email con tu pedido a:
secretshopxxi@gmail.com



También a la venta en:

Inflação no país parece sentir o 'efeito Amazon'. -


El volumen de tiendas millonarias de eBay en Europa crece un 50% en tres  años


Cuáles sitios puedes vender tus ítems usados? España, Argentina y México |  Organizarte Magazine









INTRODUCCIÓN A ENCUENTROS CERCANOS DEL TIPO 4. (Part.I) CdC. Nº 6


Riiing, riiing… Suena el teléfono. Otra vez. En esta ocasión llaman del programa de Ana Rosa, o el de Susana Griso, o el de Iker Jiménez, o el de Toni Moreno… o cualquier otro.

-Buenas tardes Señor Carballal. Le llamo de televisión… Estamos buscando algún testimonio de alguien que haya sido víctima de una estafa esotérica… (o que haya pasado por una ECM, o que haya visto un OVNI, o que haya sufrido un poltergeist, etc., etc., etc.).

Yo respondo siempre lo mismo.

-Los casos más serios no tienen ningún interés en aparecer en televisión, no buscan fama ni publicidad, pero antes de facilitarles ningún contacto debo consultarlo.

El periodista insiste. Algunos insisten mucho…

-Nosotros somos un programa serio… Si me das su teléfono puedo convencerlo… Puede haber una gratificación económica. Y para ti también…

Este elemento del mundo del misterio es uno de los mayores tabús. A nadie le ha interesado jamás tratar este aspecto del contexto de las anomalías, fundamental para comprender como se construyen los mitos.

Desde el “Crónicas Marcianas” de Javier Sardá, al “Mississippi” de Pepe Navarro, pasando por las sagas Maussan, Jiménez, etc. Para todos los programas de masas, en todos los países del mundo, los testimonios humanos son la pieza angular sobre la que se construye el producto comercial que ofrecen a sus audiencias. Pero solo quienes estamos a pie de calle, sobre el terreno, encuestando cientos, miles de testimonios humanos, conocemos a los testigos y obviamente nos hemos ganado su respeto y confianza.

Por eso en la agenda de todo buen periodista generalista figuran los teléfonos de numerosos investigadores, a los que acuden cuando los responsables de sus programas les piden testimonios para tal o cual pieza radiofónica o televisiva. Especialmente en verano. Creo que todos hemos recibido un millón de veces este tipo de llamadas.

En ocasiones el testigo (no importa que sea de un caso OVNI, paranormal, una ECM, etc. ) acepta entrar en el juego. Y a veces resulta tan elocuente, fascinante, atractivo o buen comunicador, que su participación no se limita a un solo programa, sino que comienza una interminable gira por platos, estudios y cadenas, que normalmente después se proyecta a congresos internacionales, medios de otros países, ofertas editoriales, etc.

En algunos casos el testimonio incluso llega a convertirse en una película o serie de televisión. En esos grandes casos mediáticos, que quedan inmortalizados para la eternidad en las hemerotecas y bibliografía especializada, como “los grandes casos del misterio”, se mueve mucho dinero. A veces una cantidad indecente de dinero.

No me refiero solo a los emolumentos que pueda percibir (o no) el testigo, que suele ser quien se lleva la menor parte del pastel. Obviamente el “investigador”, que pasa a actuar como agente comercial, también se lleva una buena tajada. Aunque, obviamente, quienes realmente se benefician de ese mercado de testimonios, son los responsables de los programas, los organizadores de los congresos internacionales, las grandes editoriales, etc. Hablamos de millones de euros o dólares. Y las abducciones son el plato fuerte.

En mayo de 2016 la filtración de una filmación, obtenida con cámara oculta, en la que el mexicano Daniel Muñoz, -miembro del equipo de Jaime Maussan- habla sin tapujos sobre la rentabilidad comercial del famoso caso Jonnathan Reed- sacudió a la comunidad ufológica internacional. Es un ejemplo demoledor del factor investigador en su dimensión más obscena.(1)

Evidentemente que alguien gane dinero, fama o protagonismo, con su relato sobre una experiencia extraordinaria no garantiza que dicho relato sea un fraude, ni auténtico. Sin embargo es un aspecto que debería ser tenido en cuenta a la hora de valorar los elementos que se van añadiendo al caso con el paso de los años y que son detectados fácilmente al elaborar la cronología: Roswell, Bélmez, Gulf Breeze, Vallecas, Jonathan Reed, Castaneda, Amityville, Sixto Paz, Pascagoula, UMMO, Amaury Rivera…

Por supuesto, en un sistema capitalista y en toda sociedad de consumo, ganar dinero es lícito. Pero ¿qué parte de esos casos célebres es real (si alguna lo es) y cuando se convirtieron en un objeto comercial? ¿Cuál fue la responsabilidad de los investigadores y los divulgadores a la hora de convertirlos en objeto de consumo? ¿Podemos basar nuestras hipótesis, teorías o reflexiones sobre el mundo paranormal en casos que podrían estar contaminados por el móvil económico desde su origen?

Basta imaginar a alguien de un estrato social humilde, que tras asegurar haber vivido una experiencia extraordinaria comienza a hacerse famoso… Viaja a otros países, se aloja en buenos hoteles, se convierte en una celebridad en su barrio, ciudad o país, y comienza a recibir una justa (o no) cantidad de dinero, cada vez mayor, por compartir su experiencia (real o no). ¿Podría esa circunstancia condicionar su testimonio y enriquecerlo (u originarlo)?


La “actuación” de Sixto Paz, sometiéndose al polígrafo, en el programa de TV español “La máquina de la verdad”, es otro ejemplo demoledor. Síxto Paz fue el único invitado al célebre programa de Tele5 que exigió ver materialmente el dinero antes de acudir al plató.(2, 3).

Lo mismo podría decirse de periodistas mediocres (o no), creyentes o detractores de lo paranormal, que jamás destacaron en su profesión, pero que reafirmado un mito paranormal, o atacándolo irracionalmente, se convierten en celebridades. Escriben libros, viajan a congresos internacionales, o se ganan su propio programa de televisión… ¿Podría todo ello condicionar sus valoraciones? ¿Convertirse en el móvil de una estafa? O por el contrario, basta con hablar de temas paranormales para ser ajeno a toda tentación de corrupción, por mucho dinero que entre en la cuenta bancaria…

Mi experiencia sugiere que, en lo que yo denomino el “efecto D´arbó-Gámez-Alés”, la justificación progresiva del engaño basada en el supuesto de que “si todos mienten, ¿porque yo no?”, es uno de los mayores cánceres del estudio de las anomalías en general y de los ECM 4 en particular. Pero la comercial, no es la única dimensión de la casuística OVNI y paranormal que hemos desestimado en la ecuación. Hay más.

En 1972 el profesor Joseph Allen Hynek, estableció una clasificación de la casuística OVNI que fue utilizada durante décadas por la mayor parte de la comunidad ufológica internacional. Hynek llegó a una disciplina caótica y anárquica como la ufología, con unas referencias inmejorables.

Como astrónomo reputado -era profesor titular de física y astronomía en la Universidad Estatal de Ohio-, había sido asesor de la Fuerza Aérea de EEUU en tres de sus proyectos gubernamentales para intentar desmitificar el reciente fenómeno social de los platillos volantes: Sign (1947-1949), Grudge (1949-1952) y Blue Book (1952-1969). (4)

Sin embargo Hynek, que supuestamente fue reclutado por los militares por su escepticismo, terminó por convencerse de que tras el fenómeno existía un enigma científico real, convirtiéndose en uno de los referentes de la ufología internacional.


El 27 de noviembre de 1978, Hynek fue uno de los investigadores que participaron en la histórica sesión 36 (tema 126) convocada en la Asamblea General de las Naciones Unidas por el entonces Primer Ministro de Grenada, Sir Eric Gairy, con la pretensión de crear una comisión permanente de estudio OVNI en la ONU. (5)

Ese mismo año Hynek, que asesoró junto a su aventajado discípulo Jacques Vallée a Steven Spielberg en su famosa película “Close Encounters of the Third Kind”, aparecía por primera vez en las pantallas de cine de todo el mundo al hacer un cameo en la escena final de la película de Spielberg. El título del film de Spielberg, que en España se bautizó como “Encuentros en la tercera fase”, hace alusión precisamente a esa primera clasificación de la tipología de los incidentes OVNI propuesta por Hynek en 1972. (6).

A saber:

-Los encuentros lejanos: avistamientos producidos a más de 150 metros entre el fenómeno y el observador, clasificados como “discos diurnos”, “luces nocturnas”, “detecciones en radar”, etc. Los avistamientos producidos a menor distancia entre el observador y el fenómeno eran considerados por Hynek “encuentros cercanos”, en los que presuntamente existían menos posibilidades de confusión con fenómenos astronómicos, meteorológicos o físicos convencionales.

-Encuentros cercanos del tipo 1 (ECT1): avistamiento de “platillos” u objetos fusiformes, luces extrañas y objetos aéreos que por sus características y/o comportamiento no parecen identificables con aeronaves convencionales.

-Encuentros cercanos del tipo 2 (ECT2): aterrizajes o cuasi-aterrizajes de esos objetos que producen efectos físicos en el terreno (quemaduras, huellas, interferencias electro-magnéticas, interacción con los animales o testigos humanos, etc.).

-Encuentros cercanos del tipo 3 (ECT3): asociación del OVNI con entidades biológicas o humanoides, presuntos tripulantes de esos objetos. Hynek los denomina “seres animados” en su clasificación original.

Otros ufólogos, como Ted Bloecher o el mismo Jacques Valleé, propusieron posteriormente subtipos a la clasificación de Hynek ampliándola. Y así se definió el cuarto estado del contacto OVNI:

-Encuentros cercanos del tipo 4 (ECT4): El testigo penetra en el interior del OVNI voluntariamente o contra su voluntad (abducción, como sinónimo de rapto o secuestro).

No todos los ECT4 pueden considerarse raptos. En algunos casos el testigo afirma haber penetrado en el interior del objeto por su propia voluntad (he escogido uno de esos casos para este breve catálogo), sin embargo en la bibliografía especializada se ha dado prioridad a los relatos dramáticos y traumáticos, intuyo que por puro interés en presentar una imagen interesada del fenómeno.

En mi primer estudio sobre abducciones, y tras analizar un centenar de casos, solo en el 18% de los casos los abduccidos describían el comportamiento de los “extraterrestres” como agresivo. En la aplastante mayoría restante se referían a ellos como amistosos o indiferentes. Esto es un hecho.(7)

Y aunque esta realidad incuestionable hace que el término abducción sea tendencioso para referirse a todos los ECT4, ya está implantado en nuestro lenguaje. Por ello, una vez hecha esta matización, lo continuaré usando desde su perspectiva coloquial, a falta de un término mejor.

Continúa en la parte (II)...

Notas:

1
https://www.youtube.com/watch?v=BhGCOXI1Wqk&t=10s 

2
Puede verse en: https://www.youtube.com/watch?v=89V3rBKIpV8&t=43s

3
Gabriel Carrión lo relató así: http://elojocritico.info/sixto-paz-culo-roto-y-el-otro/ 

4
En enero de 2019, y en medio de una amarga polémica, el canal History Channel estreno la serie Proyect Blue Book, en la que toda la acción gira en torno a las aventuras del Dr. Hynek, interpretado por Aidan Gillen, y convertido en un héroe de acción al más puro estilo americano, más que en el escrupuloso científico de mente abierta que fue.

5
La comunicación íntegra leída por Hynek en la sede de la ONU puede consultarse en: http://www.ufoevidence.org/documents/doc757.htm

6
Hynek, J. Allen. “The UFO experience: A scientific inquirí”. Henry Regnery Company, 1972.

7
Carballal, Manuel. “Secuestrados por los OVNIs”. Espacio y Tiempo, 1992. Traducido al italiano en 1993, por Hobby & Work, como “Sequestrati dagli UFO”.


  

  ¡YA A LA VENTA!

P.V.P para España. Envío certificado,
con gastos de envío incluidos:
21,49 €

Compra segura por PAYPAL:


P.V.P para envíos internacionales. Certificado,
con gastos de envío incluidos: 34,99 €


Si prefieres comprar por medio de transferencia bancaria,
envía un email con tu pedido a:
secretshopxxi@gmail.com



También a la venta en:

Inflação no país parece sentir o 'efeito Amazon'. -


El volumen de tiendas millonarias de eBay en Europa crece un 50% en tres  años


Cuáles sitios puedes vender tus ítems usados? España, Argentina y México |  Organizarte Magazine







viernes, 11 de septiembre de 2020

ENCUENTROS CERCANOS DEL TIPO 4. CdC Nº 6. ÍNDICE


INDICE
ECT4

Secuestrados por los OVNIs

CASO 01: 

Culleredo, 1986. Implantación de recuerdos 17


La regresión - De Diez Minutos a “Encarna de noche” – 
La implicación emocional del investigador 

CASO 02: 

Lodoso, 1993. la testigo honesta 35

Crónica de una investigación – La segunda hipnosis regresiva – Sobre el terreno – Una luz en la carretera – Los trucos del investigador – Una experiencia onírica

CASO 03: 

Ruidera, 1965. Cuando el abducido es un famoso 


El caso Borondo – Encuentro cercano en Ruidera

Caso 04: 

Pirineos, 1981. Los extraterrestres libertarios 71

Encuentro cercano del tipo 4 en Prats de Molló – Lo que Pons Prades nunca contó – El móvil del ¿fraude?

CASO 05: 

A Coruña, 1969. Abducciones compartidas 89


Tiempo perdido – El incidente –Próspera versus Olga 

CASO 06: 

León, 1992. Una “realidad” no física 99


Visitantes de dormitorio – La desaparición de Frederick Valentich – Cazando extraterrestres

CASO 07: 

Telde, 1990. El investigador testigo de los visitantes 119

Teleportación en la Caldera de los Marteles – Un segundo testigo independiente – Cuando el ufólogo se convierte en testigo

CASO 08: 

Vallgorgina, 1985. Cuando todos mienten 133


La construcción de un mito – Cronología de los hechos – El perfil del abducido - Cara a cara con Xavier C. – Algunos lo sabían - Habla José María, hermano de Xavier C. – A modo de reflexión


El mundo (del misterio) y sus demonios 163


Las pruebas físicas del fenómeno abducción – Abducciones, chamanismo y cerebro – Las criaturas DMT - Sueños materializados.

¡YA A LA VENTA!

P.V.P para España. Envío certificado,
con gastos de envío incluidos:
21,49 €

Compra segura por PAYPAL:

 
Si prefieres comprar por medio de transferencia bancaria,
 envía un email con tu pedido a:
secretshopxxi@gmail.com



También a la venta en:

Inflação no país parece sentir o 'efeito Amazon'. -


El volumen de tiendas millonarias de eBay en Europa crece un 50% en tres  años


Cuáles sitios puedes vender tus ítems usados? España, Argentina y México |  Organizarte Magazine








domingo, 30 de agosto de 2020

CUADERNO DE CAMPO Nº 6. ENCUENTROS CERCANOS DEL TIPO 4



Muy pronto, el Cuaderno de Campo nº 6...



Para los ufólogos partidarios de la Hipótesis ExtraTerrestre (HET) el fenómeno abducción (secuestro del testigo por parte de los tripulantes de un OVNI) nace en 1957 con el caso de Antonio Vilas Boas y se consolida en 1961 con el caso de Barney y Betty Hill...

Para los escépticos defensores de la Hipótesis PsicoSocial (HPS) las abducciones son fruto del cine y la literatura de principios y mediados del siglo XX...

Pero la idea, y los testimonios, de seres humanos "arrebatados" por entidades humanas en muy anterior a la existencia del cine o la literarura. "Los visitantes" siempre estuvieron aquí... pero ocultos bajo otros nombres.

¿Cuál ha sido el papel de los investigadores a la hora de condicionar nuestra percepción de este fenómeno universal? 





¡YA A LA VENTA!

P.V.P para España. Envío certificado,
con gastos de envío incluidos:
21,49 €

Compra segura por PAYPAL:

 
Si prefieres comprar por medio de transferencia bancaria,
 envía un email con tu pedido a:
secretshopxxi@gmail.com



También a la venta en:

Inflação no país parece sentir o 'efeito Amazon'. -


El volumen de tiendas millonarias de eBay en Europa crece un 50% en tres  años


Cuáles sitios puedes vender tus ítems usados? España, Argentina y México |  Organizarte Magazine














miércoles, 17 de junio de 2020

MANUEL CARBALLAL PRESENTA SU CUADERNO DE CAMPO Nº 5 (II PARTE)



(Imagen cortesía de Ángel Gabriel Ayuso)

Segunda parte de la presentación de “Traficantes de ilusiones”, el Cuaderno de Campo nº 5 de Manuel Carballal en La Rosa de los Vientos.

- La Rosa de los Vientos: Fue un gurú, una persona que tuvo mucha relevancia en su momento, un curandero de Campañillas en Málaga.

- Manuel Carballal: Sí, este es otro caso que a mí me traumatizó, porque  fueron muchos meses de trabajo, la verdad. De repente aparecen en varias revistas especializadas, varios artículos simultáneos sobre algo de lo que en España no tenemos mucha tradición: un cirujano psíquico. El fenómeno de los cirujanos psíquicos sobretodo está circunscrito a Filipinas, a Brasil, México… pero en España no tenemos esa tradición y este tipo consiguió conmocionar a muchos compañeros del mundo del misterio porque sus operaciones eran absolutamente espectaculares.



- R.V: ¿Se veía sangre, vísceras y esas cosas?

- M.C: Mucha sangre. Sangre, vísceras… de todo. Yo viajé a Málaga en un primer viaje, os lo prometo de verdad, con ganas de creerme la historia, casi con necesidad de creérmela. Porque este personaje, que era un hombre pequeño, muy campesino, del pueblo, un jornalero que aparentemente no tenía mucha cultura, tenía también una labia y un carisma embriagador. Me pasé muchas tardes charlando con él. Yéndome  a comer con él, a cenar, y demostraba unos conocimientos bíblicos sorprendentes. Porque él decía tener una espacie de ángel de la guarda, un tal Jonathan, que era como una especie de guía. Igual que otros grandes cirujanos psíquicos como Pachita o como Zé Arigó, decían que tenían un espíritu que era el que dirigía su mano en las operaciones, pues él tenía a Jonathan. Y su consulta, que estaba en esa barriada malagueña de campanillas, era muy curiosa porque había una habitación  que era un quirófano, donde él hacía las operaciones pero rodeado por una barrera de sal, que en teoría  tenía que proteger  a las personas de las energías que allí se liberaban. En las sala de espera había unos carteles en los que ponía que las personas que entrasen en el quirófano con el enfermo que iba a operar Andrés, lo hacían bajo su responsabilidad, que Andrés no podía garantizar su seguridad. Con lo cual os podéis imaginar, la mayoría de la gente decía: “bueno yo te espero aquí. Tu entra al quirófano y yo te espero aquí”. Pero cuando algún temerario, como era mi caso, quería entrar a ver las operaciones, no podíamos acercarnos a más de dos metros por esa barrera de sal que en teoría era el límite de la seguridad personal. Esta escena además, recuerdo que se la conté un día en una grabación a Rodrigo Cortés y él lo incluyó en la película Luces Rojas. La escena en la que Robert de Niro hace las operaciones de cirugía psíquica están inspiradas en el caso de Andrés Ballesteros, que, además tenía todos los estigmas de la pasión.


- R.V: ¡Ah, también!

- M.C: Sí, sí, el tenía todos, completos, tenía la lanzada, tenía los estigmas en las manos y en las muñecas de las sogas, en los píes, la corona de espinas y una cruz muy grande en el pecho, muy llamativa. Ríete tú del papa Clemente del Palmar de Troya.

- R.V.: Pero los casos que le llegaban Manuel eran casos de estos... porque claro cuando la gente se aferra a este tipo de personas es porque ya ha estado haciendo una peregrinación a diferentes médicos y están realmente que se agarran a un clavo ardiendo. Entonces ¿los casos que le llegaban eran casos leves o casos importantes de enfermedades graves?



- M.C: Sí. Casos de cáncer, casos tan terminales que a raíz de esos artículos su fama empezó a extenderse como un reguero de pólvora por todo el país y lo que en principio eran clientes malagueños o andaluces comenzaron a convertirse en clientes que viajaban desde toda España y desde fuera de España para ser atendidos por Andrés. Y personas de un muy alto nivel adquisitivo. Yo me pasé muchos meses en Campañillas, allí, incrustado, intentando investigar el caso y fui testigo… Recuerdo perfectamente, justo después de los atentados del 11 de Septiembre, que estaba en la otra casa (porque Andrés tenía dos casas), en la casa del campo, que sonó su teléfono y yo escuché una conversación de Andrés con una conocida presentadora de televisión que además era la hija de uno de los mayores magnates de los medios de comunicación de España que estaba siendo tratado por Andrés. Y esta presentadora le llamaba angustiada pidiendo su consejo para saber si aquello era el fin del mundo, si había empezado ya la tercera guerra mundial.  Con lo cual, te quiero decir que me consta. De hecho un día, esto ya no lo puedo asegurar, pero un día me enseñó una foto de los reyes de España autografiada, dedicada, que bueno, se puede conseguir de muchas formas pero él me aseguraba que había estado en varias ocasiones en la Moncloa porque a la Reina Sofía le interesaban mucho estos temas y que le habían puesto un avión y demás. Esto no me consta pero lo otro, lo de la presentadora, si soy testigo. Bueno resumiendo mucho…


- R.V: Y yo, no me hace falta tener la prueba pero creo que la Casa Real no le puso un avión, eh.

- M.C: Probablemente no, probablemente no, sin embargo tú sabes como yo que la Reina Sofía organizaba unas reuniones…

- R.V: Ah claro, eso es otra cosa, evidentemente. Tener un interés, pedir una información, se pueden contar cosas, pero otra muy diferente es tener tal grado de aceptación como para ponerle un avión, hasta ese punto no.

- R.V: Claro, pero si es cierto lo que comentáis, con Fernando Jiménez del Oso, con J.J. Benítez con Ramiro Calle, o sea que es una mujer que se interesa por estos temas aunque no haya sido una cosa muy constante ni pendiente pero que sí, ella es una mujer, pues eso, curiosa…

- M.C: Claro y con mucho interés en estos temas. Lo hemos comentado ya en alguna ocasión. Desde niña. Y sobre todo por el mundo del chamanismo que descubrió en alguno de los viajes oficiales a Perú y a México, precisamente acompañada por J.J. Benitez en su día. Pero bueno, independientemente de eso, sí me consta que había un gran flujo de clientes de un alto poder adquisitivo: empresarios, políticos, deportistas… Y todos estaban convencidos de que aquello era real.  Todos lo queríamos creer, porque cuando hablabas con Andrés y sobre todo alguien como yo que viene del mundo de la teología, y veías que el tío empezaba a citarte párrafos de la Biblia y a hilar historias de los Evangelios, decías, joder  ¿de dónde saca estos conocimientos? Si es un humilde jornalero sin prácticamente estudios. Bueno, el caso es que, claro toda investigación requiere que en un momento determinado te pongas serio. Porque yo quería participar en las operaciones, quería verlas de cerca, no a dos metros de distancia. Y además el momento en el que se abría el cuerpo, salvo en las operaciones leves que se hacían en el vientre y demás (te hacía salir). Él te enseñaba unos vídeos de operaciones de testículos, de operaciones de cerebro, de operaciones de columna, muy espectaculares pero en los que la grabación estaba cortada, lo cual es sospechoso, ¿no? Porque si tu quieres tener una prueba de que lo que haces es cierto, no tiene sentido que te pongas a grabar cuando el paciente se pone en la camilla, cortes la grabación y vuelvas a grabar cuando el cuerpo ya está abierto y solo ves sangre. Vuelves a cortar la grabación y vuelves a grabar cuando el paciente ya sale de la consulta.

- R.V: Claro, pero independientemente de eso se supone que la persona que luego le hace la operación la veía recuperada, con algún informe en el que pusiera que esta persona tenía una enfermedad y después pasado x tiempo ya se ha curado. ¿Te enseñó algún caso así?

- M.C: Esa fue la siguiente fase de la investigación. Queríamos constatar, para demostrar que el caso era cierto, que las curaciones se producían y que lo podíamos demostrar con informes médicos.

- R.V.: Pero no pudiste.

- M.C: No, no pude porque intentamos ponerle una pequeña trampilla para ver si realmente sus diagnósticos y sus curaciones eran reales. ,Así que, digamos que le llevamos a una serie de enfermos que supuestamente tenían un problema que no tenían. Y él asentía y los operaba de ese problema que no tenían. Claro tú dices: “no vaya a ser que le hemos dicho que este tipo tiene un cáncer, que realmente lo tuviese y no se lo hubieran diagnosticado y no lo supiese”. Pero fuimos rizando el rizo hasta límites realmente rocambolescos y llegar a llevarle a un chico vestido de mujer para que le operase de los ovarios y que le operase de los ovarios. Y aquí ya no. Esto ya no. Entonces es cuando decidimos tomar unas muestras a hurtadillas, cuando el tiraba las muestras de las operaciones, las vísceras, los algodones… yo me llevé una muestra, la mandamos a analizar y cuando llegan los análisis… eran de origen animal, eran higadillos de pollo y cosas así.

- R.V: Hasta que finalmente este personaje fue, vamos a escuchar la información, fue detenido.

- (Grabación Informativos TVE)

“Nos vamos a Málaga donde han detenido a un curandero que según la policía fingía extraer órganos enfermos a los pacientes y después, una vez supuestamente curados, también supuestamente se los reimplantaba. Según los investigadores, lo que mostraba a los pacientes no eran sus órganos enfermos sino vísceras de animales. La detención se produjo además cuando se encontraba en plena faena. Lo cuenta Paula Pérez:

“Primero abre la herida con un bisturí, sin dolor, sin provocar grandes hemorragias. Después con sus propias manos extrae el tumor. Todos los presentes pueden verlo entre sus manos. Es el milagroso método de Andrés Ballesteros, el curandero del malagueño barrio de Campanillas, pero lo que la policía ha descubierto…”

- R.V: Es un personaje, un gurú curandero detenido. Manuel Carballal ¿Qué podemos decir de este personaje de última hora?

- M.C: Yo estaba el día de la detención, el día que conseguimos que varios pacientes interpusiesen denuncias, lo que pasa es que le tenían mucho miedo porque Andrés no solo era un curandero, Andrés se había convertido en un Mesías, en un profeta. De hecho descubrimos que Andrés durante 15 años había pertenecido a los Testigos de Jehová, se dedicaba a vender la Atalaya y el Despertar, las revistas de los Testigos de Jehová por las calles de Málaga. Y de ahí le venían esos conocimientos teológicos y exegéticos de los que hacía gala y que no le salvaron de terminar en un calabozo por varias denuncias de familias de personas que incluso habían fallecido al abandonar un tratamiento médico convencional porque creían que Andrés ya les había extirpado el cáncer.

- R.V: Y otro caso que vamos a tratar, que nos vas a contar y que tiene que ver con un supuesto caso perfecto que tiene que ver con el fenómeno OVNI.

- M.C: Si, en este caso nos vamos al tema OVNI. Es otro caso fantástico. Fueron dos años de investigación en los que aprendí muchísimo, por lo que os decía antes, que tienes que desarrollar cada investigación... El caso se inicia aparentemente como un caso de transcomunicación instrumental. Este es un ejecutivo de una conocida aseguradora española al que yo había conocido porque durante muchos años el había sido devoto de Sai Baba. Yo estaba investigando en ese momento el tema del gurú indio Bhagawan Sai Baba y era un testimonio más de los que había recogido. Unos nueve meses después de que nos hubiésemos conocido -no teníamos más trato, simplemente yo le había conocido por esa relación con Sai Baba-, se pone en contacto conmigo porque me cuenta que acababa de separarse de su mujer, que se ha ido a un piso de soltero. Y que por la noche se le encendía la televisión y escuchaba voces que se manifestaban a través de ella. Yo inicialmente pensé que se trataba de un caso de hipnogogia o hipnopompia, o sea que él había tenido una especie de alucinación pre o post onírica y que eso no había ocurrido realmente. Entonces intenté tranquilizarlo y le dije: “Hombre pues si eso vuelve a ocurrir, grábalo. Si excepcionalmente se oyen voces de tu televisión, grábalo.” Y oh, sorpresa, unos días después vuelve a llamarme y me dice que ha vuelto a reproducirse el fenómeno y me trae las grabaciones…Y en las grabaciones se escucha perfectamente el diálogo entre Ismael, entre este ejecutivo y una segunda voz de un tono metálico, con una cadencia más pausada, que en teoría salía de su televisor. Claro, a partir de aquí, ya no hay posibilidad para una explicación psicológica. Esas voces existen: o estamos ante un fraude o estamos ante un hecho real.

- R.V: Un supuesto hecho real, perdona Manuel, que dio hasta un testimonio (lo vamos a escuchar) de una abducción:

-Grabación:

“Cuando venía para acá, a altas horas de la madrugada, veo la consabida lucecita, que yo le llamo la consabida lucecita, pero el comportamiento es curioso, no viene tras de mí, pasa por el horizonte solo. Yo completamente garro, miro la hora, no sé qué lapso pasó,  creo que no llegaría a 15 minutos y vuelve a pasarse la luz…”

- R.V: Otra de las cosas que consiguió este personaje, Ismael, este contactado, es una grabación de supuestamente el motor de un OVNI:

-Grabación:

“Son las 3.40 de la madrugada. Me dirijo de Lugo hacía la Coruña, vengo de Valladolid y a lo lejos veo la consabida lucecita que me suele hacer compañía, a veces, durante los viajes (...). De nuevo me cruzo en la carretera con la luz. Las 4 menos 4 minutos de la madrugada. Nuevamente pasa por delante y se aleja (…) ¡Son las 4 y tres minutos y ahora está arriba del todo, arriba del coche! ¡Arriba del coche a unos 5 metros…!”

- R.V: Pero Manuel ¿Qué tienen estos personajes? ¿Qué buscan? ¿Dinero? Tampoco consiguen mucho… A este lo conocí yo, tenía bastante dinero. No lo hace por dinero ¿lo hace por ego? ¿por qué lo hace? ¿O por qué le falla un tornillo…?

- M.C: Cada caso es diferente. En el caso de Andrés Ballesteros, aunque amasó una gran fortuna, yo estoy convencido de que él lo que siempre quiso es convertirse en profeta. Convertirse en el Jesucristo que él siempre había admirado. Y lo consiguió. En el caso de Ismael, el tenía un plan muy bien desarrollado para convertirse en Sixto Paz, en un contactado profesional. Quería profesionalizarse en el mundo de contactismo. Viajar por todo el mundo, dar conferencias, ser un personaje conocido…

- R.V: Ego en cierto modo.

- M.C: Si, el ego es un factor determinante.

- R.V: Y bueno, contactó contigo para que hicieras de portavoz de lo que le ocurría…

- M.C: Claro, para que yo fuese su Juan el Bautista. Para que yo fuese quién avalase su historia y “lo presentase en sociedad”. En este caso, además, es la primera vez en mi vida que  yo utilicé la filología en una investigación, por qué le pasamos la grabación en la que se oían las dos voces a un amigo filólogo para que hiciese un estudio del castellano que hablaban esos supuestos extraterrestres. En un desplazamiento a Madrid puse al pobre José Juan Montejo y a Clara Tahoces a hacerle un seguimiento para ver con quién se reunía, bueno es una larga historia… Es uno de los capítulos que en el libro está mucho más desarrollado, porque fueron dos años de trabajo. Pero este tipo de casos te obligan, como ya he dicho, a desarrollar en ingenio y a buscar nuevas herramientas para poder comprobar si la historia es real o como en este caso es un fraude.

- R.V: Este es otro fraude conocido y destapado y lo hemos conocido aquí. Manuel Carballal, alias “Juan el Bautista” no?

- M.C: Sí, esa era la idea, esa era la idea.

- R.V: El Cuaderno de Campo, el quinto Cuaderno de Campo que ha publicado Manuel Carballal: “Traficantes de Ilusiones”. Manuel Carballal, muchas gracias y seguimos contando verdades… ¿vale?

- R.V: Y te seguiremos la pista en este, porque además los oyentes, como hemos dicho, pueden ver los casos mucho más desarrollados de lo que has podido contar.

- M.C: Muchísimas gracias.


ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL

ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!