sábado, 6 de julio de 2019

LA CLAVE 33




En 1988 se produjo en España uno de los intentos más notables por unificar a los contactados de todo el mundo en un proyecto común: la Clave 33. El artífice de esa iniciativa era Licerio Moreno Navajo.

Lice Moreno, astrólogo, escritor y director de la Asociación Adonai para la Fraternidad Cósmica había dejado su empleo en un banco, para consagrar su vida a la causa extraterrestre. Su decisión le valió una ruptura matrimonial, y la inseguridad económica.

En los años setenta Lice Moreno conoció a Eugenio Siragusa durante su visita a Vigo antes mencionada, y se convirtió en uno de sus más cercanos, fieles y devotos seguidores. De hecho creó la más importante comunidad asociada al CSFC en España, concretamente en Desojo, un pequeño pueblo navarro, que durante lustros ha sido objeto de peregrinación para contactados de todo el mundo. En Desojo Lice Moreno, y los componentes de la comunidad Adonai alternaban el duro trabajo físico que implica la vida rural, con su estudio y divulgación del mensaje extraterrestre.

Sixto Paz, Máximo Camargo, Humanidad Solar... infinidad de contactados y grupos de contacto viajaron hasta Desojo durante años como si de un "punto de encuentro" contactista y esotérico se tratase. Y no solo contactados. Ufólogos como el portugués Bernardino Sánchez Bueno, o los españoles Javier Sierra o el autor, también visitamos Desojo en diferentes ocasiones.

El mismísimo Filipo Bongiovanni, hermano del estigmatizado Giorgio Bongiovanni, vivió un tiempo en Desojo, y escribió en compañía de Lice Moreno el libro "Angeles Ayer, Extraterrestres Hoy", un clásico del contactismo español.

Pero a mediados de los ochenta Lice Moreno se desvinculó absolutamente de Eugenio Siragusa, a quien consideraba excesivamente derrotista y pesimista en sus mensajes. Esto le valió la "excomunión" por parte de los seguidores de Siragusa, que consideran a Moreno una especie de "traidor" a la "verdad", y a la Clave 33 una "obra diabólica".

El 2 de febrero de 1988 un OVNI fue avistado en toda España. Exactamente 33 días después del inicio del año y 333 antes de terminar. Eso solo podía ocurrir en una año bisiesto como 1988. Sumando esa fecha; 2-2-1988, también da 3. Curioso ¿no?

Contactados de diferentes tendencias venían recibiendo mensajes relacionados con el número 3 y 33 en distintos puntos de la geografía española. Uno de ellos fue psicografiado por Javier D. –uno de los personajes mas entrañables que me he topado en mi desesperada persecución del misterio-, en La Coruña, dos años antes. Javier, que trabajaba en la Refinería de La Coruña, sintió de pronto un impulso irrefrenable por escribir. Como si una voz anónima se hubiese apoderado de su mente obligándolo a recibir un mensaje dictado desde las profundidades de su cerebro. Un Javier confuso y bamboleante se arrastró hasta el cuarto de baño de la Refinería y allí tomó una toalla de papel, improvisado folio, donde garabateó frenéticamente lo que aquella voz le dictaba. Además del número 33, la psicografía de Javier presenta la figura de dos triángulos, uno hacia arriba y otro invertido.

La figura de dos triángulos, uno hacia arriba y otro hacia abajo, se convirtió en el emblema de la Clave 33 por todos los contactados que, en diferentes partes del mundo, y sin relación entre si, recibían aquel mismo mensaje absurdo e inconexo.

Esos mismos elementos aparecían en otros mensajes similares y Lice Moreno se convirtió en el depositario de los mismos. De esta forma comenzó a coordinar a diferentes contactados que celebraron una reunión nacional en Desojo, el 24 de julio de ese mismo año.

El avistamiento del 2 de febrero supuso todo un hito en el contactismo español. Sin embargo Lice Moreno ya había tenido numerosas experiencias personales con OVNIs, aunque de menos repercusión. En una de sus experiencias personales -según relata- tuvo la oportunidad de encontrarse cara a cara con Woodok, uno de los guías extraterrestres de que habla también Eugenio Siragusa.

Desde que Lice Moreno fundó la Asociación Adonai para la Fraternidad Cósmica la divulgación del mensaje extraterrestres fue una de sus principales ocupaciones. Adonai editó numerosos libros, como "Alternativa Extraterrestre", "Moisés, Anatomía de un Contacto", "Angeles Ayer, Extraterrestres Hoy", etc. Libros que eran distribuidos gratuitamente a grupos de contacto de todo el mundo. Además, Adonai publicaba una revista de idéntico nombre, que suponía el principal órgano de proyección social del grupo de Desojo.

Pero la puesta en marcha de la Clave 33 aceleró la proyección social de Adonai. Conferencias, charlas y artículos se sucedieron, y ese mismo año 88 Lice Moreno cruzó el océano para participar en una serie de actos coordinados por Sixto Paz en Latinoamérica. El 8 de agosto de 1988, en la fortaleza de Sacsaoamán (Perú), Lice Moreno coordinó una ceremonia de "Culto Solar" con diferentes contactados, que terminó de establecer en Sudamérica la Clave 33.

A pesar de ser autor de una extensa bibliografía, el mensaje y pensamiento de Lice Moreno se encuentra en su trilogía fundamental: "Clave 33"; "Clave 22, Contacto con el Gobierno Oculto" y "Clave 11, Contacto con uno mismo".

Sin duda esa trilogía es un elocuente ejemplo de "ufología esotérica". El mensaje de Lice Moreno no se circunscribe exclusivamente al contexto ufológico, sino que asume infinidad de conceptos pertenecientes al esoterismo y orientalismo.

Como muchos otros contactados Lice Moreno acepta la reencarnación y la ley del karma como un requisito en la evolución particular de todo ser humano. Pero además emplea habitualmente la astrología como una herramienta para descifrar los mensajes de los "guías del espacio" a los contactados, para predecir oleadas OVNI, interpretar profecías, etc. Parece que a los extraterrestres les encanta complicar las cosas y son incapaces de emitir un mensaje conciso, claro y concreto... Vamos, que son unos cachondos mentales.

Además de los extraterrestres, Lice Moreno incluye en su obra a los habitantes del mundo oculto o reino subterráneo, auténticos gobernantes de la historia de la Tierra. Pero tras su Clave 33 y su Clave 22, la síntesis del mensaje de Lice Moreno llega en Clave 11, el contacto del ser humano consigo mismo, único protagonista real de su historia personal. Un atractivo mensaje. Mensaje que se presentó en sociedad, en La Coruña, durante la asamblea de contactados coordinada por Humanidad Solar.

Pero, durante los años que sirvieron de gestación de Humanidad Solar, algunos de los contactados de RAMA o CSFC que terminarían consolidando este grupo recibieron todo tipo de mensajes psicográficos, telepáticos u oníricos propios.

Los contenidos eran más o menos los típicos en este tipo de mensajes: un inminente cataclismo mundial, el retorno de Jesucristo, etc. Sin embargo, a finales de los ochenta, y cuando Humanidad Solar ya se había consolidado como grupo de contacto con personalidad propia, su mensaje protagonizó una evolución radical.

Los contactados psicográficos, como Javier D. –uno de los receptores de los enigmáticos mensajes de Clave 33-, que recibieron algunas de las comunicaciones de los "guias", comenzaron a dejar de lado el protagonismo de ese tipo de prácticas. Comenzó a primar la práctica del contenido en lugar de la mitificación del continente. La época de los jóvenes adolescentes entusiasmados por leer un supuesto texto revelado, había pasado, y en su lugar se encontraban hombres y mujeres que habían madurado su experiencia, y que ya no hablaban de amor, sino que se pusieron a practicarlo.

Varios componentes de Humanidad Solar aunaron esfuerzos en un albergue para vagabundos, toxicómanos, etc, y el mensaje de los comunicados comenzó a ser practicado entre los más necesitados. Humanidad Solar, sin duda, es el grupo de contacto más ejemplar de los que han existido en España.

Estoy seguro de que a los vagabundos e indigentes beneficiarios de la solidaridad de esos ex-contactados, les importa un bledo si los marcianos existen o no... Las mantas, los bocadillos, la sopa caliente, y sobretodo el consuelo que les obsequian esos “terrestres extra”, es el mejor mensaje de amor universal.

Puestas así las cosas tenemos una composición más o menos global de cómo el fenómeno OVNI, desde una perspectiva científica o semi-religiosa, llegó a España a través de Galicia. Y desde 1945, hasta el incipiente siglo XXI, las cosas han cambiado mucho. Y miles de ciudadanos, toda condición social; empresarios, campesinos, pilotos, marineros, y hasta famosos del cine, la música, la cultura o la televisión, han sido testigos de llamado “problema número uno de la ciencia moderna”: Los OVNIs....




ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL

ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!