sábado, 6 de julio de 2019

LOS OTROS EXTRATERRESTRES...


Casi paralelamente, a la creación del CSFC en Vigo, en La Coruña, hacia 1975, se fundan nuevos grupos de contacto. Esta vez inspirados en la obra “S.O.S. A LA HUMANIDAD” de Juan José Benitez, se crean dos delegaciones o grupos RAMA. Ambos grupos, muy activos, terminarían fundiéndose en uno sólo. 

Cabría destacar que tanto FRATERNIDAD CÓSMICA como MISIÓN RAMA en Galicia, fueron grupos de los más activos de España en sus respectivos campos de contacto. Tanto es así que Eugenio Siragusa visitaría personalmente Vigo en 1977, como ya indiqué, y tanto Juan José Benítez como Sixto Paz visitarían el grupo RAMA en La Coruña, en diferentes ocasiones. 

Más recientemente, el protagonismo de Galicia en el campo de los contactados vuelve a hacerse patente tras la reunión de la "Clave 33 en La Coruña, en junio de 1989; o la visita a Vigo de Giorgio y Filippo Borgiovanni, primero en privado en 1989 y, ya públicamente, en junio de 1990. Por no citar al, en mi opinión, grupo de “contacto extraterrestre” más lúcido y consecuente en la historia de los grupos contactistas españoles: Humanidad Solar. 

El grupo Humanidad Solar se fundó en La Coruña hacia 1988. Sin embargo la mayoría de sus componentes poseían ya una dilatada experiencia en el campo del contacto extraterrestre u otras cuestiones esotéricas. En realidad el origen de Humanidad Solar hay que buscarlo en la fusión de dos líneas contactistas diferentes. Y es que, casi al mismo tiempo que se unían los dos grupos RAMA de La Coruña, en la misma ciudad, otro grupo de jóvenes no menos entusiastas fundaron una "sucursal" del Centro de Estudios para la Fraternidad Cósmica (CSFC) de Eugenio Siragusa, que se había implantado en Vigo poco tiempo antes, convirtiendo Galicia en la primera región "contactista" de España. 

Con el paso de los años los grupos RAMA y CSFC de La Coruña terminarían fusionándose, e involucrando además a seguidores de otros movimientos y personajes esotéricos; Teosofía, Yogananda, Escuela Arcana, etc. Ese sincretismo esotérico es muy habitual en caso todos los grupo de contactismo, sin embargo una cosa diferenció Humanidad Solar de todos los demás grupos contactistas españoles; su implicación social.

En 1988 Humanidad Solar alquiló una pequeña casa en el monte de A Zapateira, a pocos kilómetros de La Coruña, y en poco tiempo el grupo de contacto coruñes se hizo un lugar de honor en el panorama contactista español. El de mayor honor.

Durante varios años Humanidad Solar celebraba reuniones todos los sábados en el local de A Zapateira. Reuniones en las que se debatían diferentes cuestiones sobre ufología, religión, ecología, esoterismo, etc. En el transcurso de alguna de ellas se produjeron avistamientos OVNI. Pero sin duda el primero importante se produjo en la noche del 24 al 25 de julio de 1988.

Siguiendo una tradición iniciada casi diez años antes por los jóvenes componentes de RAMA y CSFC de La Coruña, todos los 24 de julio se realizaban salidas al campo en espera de tener un avistamiento o contacto que confirmase los mensajes de los "guias del espacio". Durante casi dos lustros todos los 24 de julio los OVNIs habían acudido a la cita, y esa noche, del 24 de julio de 1988, quien esto escribe acompañaría a los componentes de Humanidad Solar a su cita con los OVNIs.

Al filo de la media noche todos los componentes de Humanidad Solar, unos veinte, pudieron observar un objeto luminoso no identificado en el cielo gallego. Y por insólito que parezca un servidor obtuvo, además, una presunta fotografía del OVNI que posteriormente sería expuesta en el local de Humanidad Solar hasta su disolución.

Humanidad Solar celebró algunos actos públicos en La Coruña, aunque la mayoría de sus actividades se celebraban en el local de A Zapateira. Además, su proyección social traspasaría las fronteras de España a través de la revista que comenzaron a publicar en 1989. La humilde publicación, que tenía el mismo nombre "Humanidad Solar", era redactada, editada y distribuida por los mismos componentes del grupo.

No obstante su popularidad entre los contactados españoles se consolidó en julio de 1989, durante la celebración de una ceremonia de "iniciación solar" efectuada en el local de A Zapaterira. A esa ceremonia, una especie de asamblea de contactados españoles, asistieron personajes pertenecientes a diferentes grupos; desde Luis José Grifol a Lice Moreno, e incluso investigadores ufológicos como Javier Sierra o un servidor. Una ceremonia, cuasi–esotérica, que debemos ubicar en un contexto ufológico muy determinado: La Clave 33.




ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL

ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!