domingo, 24 de noviembre de 2019

OVNIS Y MILITARES: LA HISTORIA NO CONTADA


Manuel Carballal con el ex director del CESID, General Gerardo Mariñas.

Hemos tenido acceso, en total exclusiva, a docenas de informes, expedientes y documentos internos del Ejercito del Aire, nunca antes divulgados. Una fuente privilegiada nos ha facilitado las pruebas de cómo se gestó realmente la desclasificación OVNI en España, y como ha inspirado a otros países europeos…

El pasado 12 de octubre millones de españoles pudieron ver, por primera vez, uno de las naves que, posiblemente, ha generado más literatura OVNI en la historia militar española. Hace años, cuando advertimos que un prototipo del primer avión espía español, estaba siendo construido y realizando vuelos experimentales en la Base Aérea de la Virgen del Camino, se nos acusó de visionarios. Tras recoger numerosos avistamientos de objetos no identificados por los testigos en el noroeste español, llegamos a la conclusión de que, por enésima vez, un prototipo militar, en este caso un pequeño avión espía no tripulado, construido por primera vez en la historia con tecnología española al 100%, era el responsable de esos avistamientos. Como siempre, resultaba más discreto para los militares que los testigos hablasen de OVNIs que del proyecto más ambicioso del Ejército del Aire español. 





Aunque el INTA entregó al Ejército del Aire las primeras unidades del SIVA (Sistema Integrado de Vigilancia Aérea) totalmente operativas el 20 de septiembre del pasado año, los ufólogos llevan más de dos lustros hablando de este proyecto secreto, pero los ciudadanos españoles no habían podido disfrutar de esta “obra maestra” de la tecnología militar española, paseándose abiertamente por el Paseo de la Castellana de Madrid, hasta el último desfile militar del día de la Hispanidad. El pasado 12 de octubre, integrados en una unidad mixta de artillería, varias unidades del proyecto SIVA, que a principios de los 90 eran uno de esos secretos militares ocultos tras la pantalla OVNI, se dejaron filmar y fotografiar a placer por miles de curiosos. Pero ahora son otros secretos los que continúan ocultándose tras la pantalla OVNI…

La historia secreta de los OVNIs en España

Es muy difícil precisar cuando comenzaron a redactarse informes oficiales sobre OVNIs en España. Sobretodo porque con el paso del tiempo los expedientes “se pierden” y los protagonistas de los incidentes también van falleciendo. Pero quizás el caso relevante más antiguo fue el protagonizado por el Teniente Villegas, a quien tuve la fortuna de localizar y entrevistar en exclusiva a pesar de su rechazo radical a los ufólogos, afirma haber redactado un informe para el Ejercito de Tierra, sobre el increíble encuentro cercano con un OVNI que el habría protagonizado, junto con otros oficiales, en el frente de Guadalajara durante la sangrienta guerra civil española… Según su relato, el lunes 25 de julio de 1938, cuando regresaba con dos de sus asistentes al campamento de su unidad, se habrían topado con un OVNI en forma de “lenteja”, de unos 11 m. de largo por 5 m. de alto, a unos 60 m. de distancia y que “levitaba” a unos 2 m. del suelo. De la parte inferior del objeto descendió una rampa con dos humanoides, y proyectó un haz de luz hacia el suelo que, en el momento de iluminar a los testigos, les produjo una sensación de frío intenso. Después de que los humanoides regresasen al interior del “disco”, este se elevó desapareciendo rápidamente. Lo primero que pensó el Teniente y sus compañeros es que se trataba de algún tipo de avión secreto de los alemanes o de los “rojos”… Pero la existencia de este expediente nunca fue reconocida por el Ministerio de Defensa Español, que no admite la existencia de expedientes OVNI hasta 30 años después.


En España los OVNIs fueron decretados “materia reservada” en diciembre de 1968. Antes de esa fecha los militares españoles se comportaban con aparente transparencia, comunicando a la opinión pública diferentes incidentes OVNI, en cuanto se producían. Por ejemplo, el 16 de marzo de 1968 el Ministerio del Aire, en un ejercicio de inusual transparencia, difunde una nota pública informando del avistamiento de un OVNI por parte de un avión Fokker 27, dos días antes. Según el informe militar del caso:

“El Comandante y Segundo Piloto del vuelo SPANTAX IB/371-372 (Las Palmas-Villa Cisneros), cuando se dirigían a tomar tierra, observaron una luz a su altura y, aparentemente, realizando una maniobra de tráfico contraria a la suya.

– A su demanda, la torre contesta no tener ningún tráfico (el controlador no ve la luz).

– A los pocos segundos (10 estimados) la luz desapareció…”.

En junio de 1968, y en su número 331 la Revista de Aeronáutica y Astronáutica, publicación oficial del Ejército del Aire español, publicaba por primera vez un artículo sobre OVNIs, titulado precisamente así, y firmado por el capitán de aviación Pedro Antonio Clavero. Los casos OVNI protagonizados por pilotos españoles ese año, así como la oleada de avistamientos de civiles recogidos a lo largo y ancho de todo el país, con una gran repercusión mediática, habían comenzado a preocupar a algunos militares. Sin embargo la información continuaba sin estar clasificada…

En aquel momento los OVNIs no eran un secreto militar, y ese año un miembro del grupo ufológico ALEPH, durante una visita a la base aérea de Torrejón de Ardoz (donde 30 años después terminarían todos los expedientes OVNI españoles), tuvo la oportunidad de ver el incipiente archivo OVNI del ejercito español, y hasta asistió a la proyección de dos filmaciones OVNI tomadas por cazas de la Fuerza Aérea en nuestros cielos, hoy oficialmente “extraviadas”. Y es que antes de que los militares decidiesen clasificar la información OVNI, varios pilotos en vuelo se habían encontrado con objetos no identificados en los cielos españoles, desde que el 4 de septiembre de 1957, una patrulla de la Fuerza Aérea portuguesa, compuesta por 4 aviones F-84, y comandada por el Capitán Lemos Ferreira, se topó con un No Identificado en el espacio aéreo de Córdoba, mientras realizaban un ejercicio de navegación nocturna. 

Según ha recordado el General Lemos Ferreira, que llegaría a ser el máximo responsable del Ejercito del Aire portugués, aquella patrulla aérea fue la primera tripulación de pilotos que se topaba con un OVNI en el espacio aéreo español. El dossier que me facilitó el Servicio de Información y Relaciones Públicas del Ministerio de Defensa Nacional de Portugal sobre este y otros casos, el General Lemos-Ferreira y sus compañeros de patrulla, describieron el fenómeno como “una fuente luminosa esférica que de verde paso sucesivamente a amarillo anaranjado y a rojo… El objeto llegó a pasar por debajo y por detrás de la formación”. 






ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL

ACCEDE GRATUITAMENTE A LA REVISTA "EL OJO CRÍTICO" EDITADA POR MANUEL CARBALLAL
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!